20 febrero 2021 0 Comentarios

La pasta con la bottarga (*) es un clásico tanto de Cerdeña como de Sicilia. Es una pasta fresca y muy aromática, el ejemplo perfecto que con muy pocos ingredientes y sencillos se pueden realizar grande platos. La pasta que se prepara en Cerdeña utiliza la bottarga de muggine (mújol) mientras que en Sicilia se suele utilizar la de atún.

Para 4 personas se necesitan:

- 500g de spaghetti tipo Gragnano

- 1 pieza de Bottarga di Muggine

- 1 Limón (utilizar solo la piel)

- Ajo y Perejil

- 1 Guindilla, sal y un vaso de vino blanco

En una olla ponemos a hervir abundante agua salada y mientras tanto preparamos en una amplia sartén (también un wok grande es una buena opción) un sofrito con el ajo cortado fino y un poco de guindilla. Hacer dorar el ajo, apagar el fuego y añadir un poco de bottarga rallada (no muchísima). Echamos la pasta al agua herviendo y mientras esperamos que se hace, preparamos en un plato otra bottarga rallada a la juliana y también la piel del limón (ojo a rallar solo la parte verde y amarilla, la blanca es amarga) y cortamos el perejil muy finito. Colamos la pasta muy al dente y añadimos al sofrito con dos o tres cucharas de la misma agua de cocción, mezclamos 2 minutos a fuego medio y entonces añadimos la bottarga, la piel del limón, el perejil y servimos!

(*) La bottarga (mojama) es un 'embutido de mar' hecho a base de la bolsa de los huevos de pescado prensado y salado. Es una preparación muy típica de toda la costa Mediterránea aunque hoy en día se ha mantenido muy viva en Cerdeña y Sicilia y se ha perdido en otros lugares. En Andalucía todavía se produce en algunos pueblos costeros. Una de las bottargas más valiosas y apreciadas por su sabor y textura es la que se produce en el pueblo sardo de Cabras.